Turbante Safir L

Los turbantes de lana están fabricados con una fibra suave y rizada que se obtiene de la piel de la oveja doméstica. Sus propiedades son ideales para el diseño de turbantes, las prendas de lana no se pegan al cuerpo, lo que nos da una primera capa de aire con la generar un buen aislante cuando empieza el invierno y debemos proteger nuestra cabeza. Sí, por la cabeza se pierde calor. Aunque no lo parezca, tiene una superficie corporal bastante grande -representa casi el 10% del organismo-, y por ahí se produce “una pérdida de calor importante y sensible” cuando está descubierta. “Si alguien no quiere perder calor, efectivamente se debe poner “un gorro o turbante “